Murió Rolando “Chivo” Valladares

Etiquetas:

Reacciones: 

Fue autor de piezas valiosas del folklore como “Debajo del sauce solo”.

Agencia Télam y Especial.

El cantautor Rolando Valladares, autor esencial del folklore argentino, falleció el viernes a la tarde, a los 90 años, en la ciudad de San Miguel Tucumán.

Hacedor de gemas como Subo, Debajo del sauce solo, Vidala del lapacho y Ay amor, el "Chivo" murió tras 10 días de internación en el Sanatorio 9 de Julio de la capital tucumana. "Papá tenía un problema respiratorio bastante severo", informó Eduardo "Tuco" Valladares, único hijo del artista.

El legado de Valladares puede caracterizarse como invaluable. "Sin haber estudiado música, el ‘Chivo’ supo traducir los paisajes, aromas y sentimientos tucumanos en las canciones más representativos del norte argentino. Esas que tienen el sabor dulce de la caña en cualquier atardecer que se viste con el agua rosa que dejan los lapachos", expresó hace unos días la agencia Tucumán Noticias, en un homenaje pertinente.

Hijo de un escribano con vitalidad musical y de una madre cantante, la relación de parentesco más conocida del "Chivo" fue la que mantuvo con su hermana Leda, quien lo introdujo en el mundo del jazz y de las innovaciones.

Valladares compartió la época de oro de la bohemia salteña con el Cuchi Leguizamón y Manuel J. Castilla. "Aquel tiempo donde el olor a la tierra, el sabor del mate, el perfume de alguna moza , el calor de las siestas y las brisas que acompañan a la noche con un vino tinto, se mezclaron dando brincos en las cabezas de esos compositores que simbolizaron el folklore argentino desde donde eran, desde el norte", añadió el tributo de Tucumán noticias.

Su biografía presenta algunos rasgos curiosos: Valladares fue cazador, levantador de pesas, campeón de tiro, herrero, carpintero y obrero durante 10 años.

En una de sus últimas entrevistas, este músico autodidacta que legó más de 120 composiciones declaró: "No pretendo que me reconozcan. Si analizo la situación, ha habido tantas cosas tan enormes, tan inesperadas, tan transformadoras, que ni siquiera la imaginación del hombre puede abarcarlas. No solamente en la historia de la música. Mientras tanto, nadie ha advertido los mundos emocionales en un montón de seres. Pero no podría haber sido diferente".


Cesar Vernaz

GRACIAS A http://www.folkloreando.com.ar/ POR ENVIAR LA NOTICIA.

Comments (0)

Publicar un comentario

Subir

Subir
Volver arriba