17 de octubre: Día de la Lealtad peronista

Etiquetas: ,

Reacciones: 

El subsuelo de la Patria, sublevado
El 17 de Octubre de 1945 fue el punto de inflexión que marcó la incorporación de los sectores populares a la vida política argentina. Nunca más las minorías podrían imponer su voluntad sobre las masas populares. El autor de la nota recuerda por ejemplo que en la década 1945/55, los trabajadores llegarón al nivel máximo de participación en la distribución del Ingreso Nacional, un poco más del 50 %. El sueño de una patria más justa, libre y soberana, de una democracia social de avanzada, comenzaba a tornarse realidad.

José Luis Planas Osorio.
“El subsuelo de la patria sublevado”. Con esta frase se refería Raúl Scalabrini Ortiz, (“El hombre que está solo y espera” ) a los miles y miles de argentinos (quizás millones) que marchaban aquél 17 de octubre de 1945, hacia Plaza de Mayo a fin de reclamar por la libertad de su líder, el entonces Coronel Perón, para luego llevarlo a la mas alta magistratura del país, a través de la herramienta más formidable del pueblo: el voto, expresado libremente en las urnas de toda la nación.
Este hecho histórico, elevado a la categoría de mito popular, marcaría para siempre la historia argentina y sería el punto de inflexión de la definitiva incorporación de los sectores populares, que ya habían hecho su experiencia político-social con el irigoyenismo, en las decisiones de la vida política argentina. Ya nunca más las minorías podrían imponer su voluntad por sobre las masas populares, como no sea por medio de las armas, la violencia, la represión, en fin por la fuerza, “el derecho de las bestias”.
La oligarquía y los sectores que le servían de fuerzas de choque y de cómplices en el saqueo de la riqueza nacional y el trabajo de su pueblo, le “tiene miedo al pueblo en la calle”, y no obstante haber entregado los atributos formales del poder, siempre se mantendrá acechando, conspirando, ansiando el retorno del país de “las vacas gordas y de los peones flacos”, de los trasatlánticos a Europa con vaca incorporada, de las orgías en París, y de la entrega a los agentes de las transnacionales y de los imperios europeos de turno, que la hacían soñar con pertenecer a la nobleza europea a ya en franca decadencia y patetismo.
Nada será igual a partir de esa fecha en Argentina, y a décadas de ese acontecimiento, la mirada histórica sobre el mismo nos permite, por ejemplo, rescatar que en el período 1945/55, los trabajadores argentinos llegaron al nivel máximo de participación en la distribución del Ingreso Nacional, un poco más del 50 %, y esa cifra nunca fué igualada, ni menos superada. Al contrario, según estudios recientes, la participación de los asalariados fue disminuyendo, bruscamente a veces, progresivamente en otros períodos, hasta llegar al 24% de estos días que corren, la más baja desde que se llevan registros. La educación, la salud, la vivienda y la infraestructura del país se vió beneficiada con las construcción de hospitales, escuelas, caminos, aeropuertos gasoductos, oleoductos, flota mercante, empresas nacionales, públicas y privadas, que modernizaron al país, iniciando su transformación de una semi-colonia pastorial a una pujante nación moderna, con desarrollo económico y bienester de su pueblo, en un justo equilibrio, que jamás pudo volver a lograrse en la historia nacional .
Ese día los obreros, los “cabecitas negras”, los “grasitas”, se incorporaron masiva, imprevista e invasivamente para algunos, a la vida nacional, y nunca más serían los convidados de piedra, salvo a través de las dictaduras genocidas que quisieron siempre acallar su voz y su presencia en las calles de la república.
El sueño de una patria más justa, libre y soberana, más moderna y participativa, de una democracia social de avanzada, comenzaba a tornarse realidad.

Fuente: CLICK AQUÍ

***************************************

Cronología del 17 de Octubre de 1945

9 de octubre - Al amanecer, el general Avalos recibe la intimación de la Escuela Superior de Guerra: debe exigir a Farrell la separación de Perón de sus cargos de Vicepresidente, Ministro de Guerra y Secretario de Trabajo y Previsión. El secretario Franklin Lucero, al tener noticias de que Campo de Mayo está movilizado, envía al General Von der Becke a hablar con los rebeldes. A pesar de todas las gestiones, el Coronel debe presentar su renuncia a la que agrega la solicitud de retiro "para que vean que no me ha temblado la mano".

10 de octubre - Se nombra Ministro de Guerra al Gral. Eduardo Avalos. Perón se despide desde la Secretaría de Trabajo y Previsión, previa autorización de Farrell que accede a que el acto sea transmitido por radio.

11 de octubre - Se convoca a elecciones para el 7 de abril de 1946. A las 23,00 hs. Perón decide aceptar la invitación de Román Subiza de instalarse por unos días en su estancia en San Nicolás partiendo en auto con Evita. A último momento, cambia el destino y decide ir a una isla que posee el padre de Rudi Freude, en el Delta, cerca de las Tres Bocas. Perón encarga a Mercante que informe de su destino al Ministro de Guerra, para no rehuir responsabilidades.

12 de octubre - Se comunica que ha renunciado todo el Gabinete. En la Plaza San Martín una multitud pide la entrega del Gobierno a la Corte Suprema de Justicia.

13 de octubre - En la madrugada del sábado 13, el jefe de policía, Mittelbach, se apersona en el Tigre y el Coronel Perón es detenido en el recreo Tres Bocas de las islas del Delta. El subjefe de policía, Mayor D'Andrea lo lleva a la cañonera Independencia. Posteriormente es trasladado a la isla Martín García. Mercante debe presentarse detenido en Campo de Mayo.
El ex director de delegaciones regionales de la Secretaría de Trabajo, al enterarse de la detención del Coronel Perón, se comunica telefónicamente con cada Delegación, informando lo ocurrido.

14 de octubre - Juan Álvarez, el Procurador General de la Nación realiza gestiones para tratar de formar un gabinete de conciliación nacional.

15 de octubre - Se deroga el Estatuto Orgánico de los Partidos Políticos. Un recurso de habeas corpus interpuesto en favor del Coronel Perón es rechazado.

16 de octubre - En la mañana, la comisión general de la CGT se reúne en la sede de los tranviarios y tras un largo debate, se aprueba una huelga por 24,00 hs. a partir de las cero horas del día 18.
El capitán médico Miguel Ángel Mazza informa al Ministro de Guerra que el Coronel Perón padece una antigua afección pulmonar que se agrava por la humedad de la isla y que requiere atención hospitalaria. Al anochecer del día 16, manifestantes de Avellaneda intentan cruzar el puente hacia la Capital. Cerca de trescientos avanzan por Montes de Oca y son disueltos por la policía. Siguen llegando: de Villa Urquiza y de San Fernando.

17 de octubre - Ya entrada la mañana, se suman otros que cantan "sin galera y sin bastón, los muchachos de Perón", llegan desde Ensenada, Berisso, Gerli, Quilmes... El movimiento espontáneo se adelanta a la huelga. Son gente extraña para los porteños del centro, son los descamisados.
En Tucumán, los trabajadores de los ingenios que estaban en huelga desde el día anterior, marchan de Lules a Mercedes. Se les unen los ferroviarios.
En Córdoba, los grupos de trabajadores llegan desde Alta Córdoba, de las canteras, hacia el centro.
Perón es traído de Martín García al Hospital Militar Central de Buenos Aires en horas de la madrugada. Juan Álvarez presenta la lista de candidatos para integrar el nuevo gabinete: Tomás Amadeo, Alberto Hueyo, I. Ruiz Moreno, Jorge Figueroa Alcorta y Antonio Vaquer.
17,00 hs.: el Gobierno aprecia que no puede dispersar a la multitud que ocupa la Plaza de Mayo, pues ya hay más de cien mil personas y siguen llegando en camiones de Berisso, Cañuelas, Campana, Santos Lugares. El pueblo pide la presencia de Perón. Ávalos hace traer a Mercante para tranquilizarlos. Finalmente, los dos van a hablar con Perón al Hospital Militar.
El presidente Farrell se comunica con Perón y éste acepta su invitación de concurrir a la Casa de Gobierno.
A las 23,00 hs. Perón llega a la Casa de Gobierno y, por fin, sale al balcón. Se escucha la voz de Farrell por los altoparlantes: "¡Atención Señores! ... El hombre que por su dedicación y su empeño ha sabido ganarse el corazón de todos: el Coronel Perón..." La multitud ya no escuchaba las palabras del Presidente, sólo vivaban a Perón.


**********************************************

Comments (0)

Publicar un comentario

Subir

Subir
Volver arriba