LA LOPEZ PEREYRA...

Etiquetas:

Reacciones: 

DEJÓ AQUÍ ALGUNOS DATOS APORTADOS POR LA COFRADÍA DE MARTÍN (VOCES DE LA PATRIA GRANDE) ACERCA DEL ORIGEN Y AUTORÍA DE LA FAMOSÍSIMA ZAMBA "LA LOPEZ PEREYRA", PARA COMPRENDER Y DILUCIDAR ESTA CURIOSIDAD DE NUESTRO FOLKLORE.

***********************

DEDICADA A UN JUEZ...

René Ruiz, cantor nacido en Burruyacú, Tucumán e integrante de los dúos Ruiz-Acuña, Ruiz-Torres, Ruiz-Gallo y Ruiz-Palorma, y autor de muchos temas como "El 180" junto a Chazarreta y la milonga "El desafío" con Gualberto Márquez, "Charrúa", me contó que él había conocido a Artidorio Cresceri según él nacido en Italia y director de una banda musical en Salta.

De acuerdo a su relato, la zamba se la dedicó a un juez "tucumano" que se llamaba López Pereyra y que lo había ayudado –en Tucumán- a raíz de un problema que tuvo Cresceri por haber dado muerte a una señora.

Esto coincide en parte con lo que señala el Sr. Bernardo Sukerman salvo que el Dr. López Pereyra habría sido salteño y no tucumano. Tal vez yo esté equivocado y Ruiz me haya dicho que el Dr. López Pereyra era salteño.

Ruiz comentaba también que el autor de las primeras tres estrofas de la zamba había sido un señor Juan Francia, que trabajaba como clown en un circo uruguayo que pasó de gira por Salta. (Esto debe haber sido en los años 20…) Este señor Francia aparentemente se enamoró de una salteña y decidió abandonar el circo y quedarse a vivir en esa provincia.

Me contaba Ruiz que la última estrofa, -la que comienza "En una noche serena…"-, la había escrito él cuando formaba el dúo Ruiz-Acuña. Esto me lo corroboró Alberto Acuña.

Siendo mi padre, Pacífico Rodríguez Villar, interventor federal en Catamarca en el año 1918, conoció en una fiesta como bailarín a René Ruiz. Pero lo escuchó cantar y le pareció que tenia una muy buena voz (no estaba equivocado…) y lo invitó a venir a Buenos Aires.

Ruiz hizo primero dúo con un médico de apellido Núñez, pero el dúo no perduró mucho.
Luego formó Ruiz-Acuña, dúo que marcó una época y que fue la "competencia" de Gardel-Razzano. Contaba Gardel que al separarse de Razzano, lo invitó a Ruiz a formar dúo con él, pero René decidió permanecer con Alberto Acuña.

Esto es lo que sé del relato de René Ruiz sobre "La López Pereyra".

*Aporte de Antonio Rodríguez Villar

************************

SE LLAMABA CAFAYATE...

Efectivamente la revista Folklore nº 142 de marzo/1967 publicó esa nota y hay una foto amarillenta de un papel donde a Creseri le preguntan porqué le dio la zamba a Chazarreta, y él escribe escuetamente "Era mi amigo", por ese motivo jamás la reclamó. En ese tiempo de la entrevista Creseri estaba internado en un hospital y allí se llegaban sus amigos para visitarlo y ayudarlo. Ya no podía hablar, por eso el detalle de la nota contestando la pregunta. Guardo el ejemplar de esa revista.

Pero quedan varias cosas por puntualizar.
La zamba no es una recopilación sobre un tema popular: es una creación de Artidorio Creseri y la escribió en 1901.

Originalmente el tema se llamaba "Cafayate", y así estaba escrito en la partitura que les dio a los padres de los Hnos. Abalos de quienes era amigo y su afinador de piano. Ambas familias eran de origen franco suizo. Los Hermanos Abalos la grabaron respetando fielmente la partitura original.
Incluso se puede escuchar en esa grabación que ellos hablan de "una zambita de 2 vueltas, como las de antes"...o sea que antiguamente ese género constaba de 2 partes musicales similares y sin estribillo. Para comprobar este dato basta con escuchar por ej. Zamba de Vargas, melodía muy anterior a la zamba de Creseri y "casualmente" también recopilada por don Andrés Chazarreta...

No son muchos los ejemplos que quedan de este tipo de obras, pero otra zamba construida con el mismo esquema es Noches de Abril, que curiosamente la compuso nada menos que Enrique Armando Discépolo (autor de numerosos tangos famosos hasta el día de hoy) y fue grabada entre otros por Carlos Vega Pereda (fundador y primera voz de Los Cantores de Quilla Huasi hasta su retiro del conjunto en 1961) y Nelly Omar.

El reclamo por los derechos de La López Pereyra no lo inició don Artidorio, fue un movimiento de intelectuales y artistas de Salta que querían demostrar que el tema era de origen salteño y NO santiagueño como afirmaba Andrés Chazarreta a quien efectivamente le mostró la zamba para que fuera ejecutada y no registrada. Encabezaban aquel grupo de salteños M. J. Castilla, Jaime Dávalos, el Cuchi Leguizamón y otros prominentes intelectuales de la provincia.

El juicio comenzó en 1960 y terminó en 1980, creo que se resolvió adjudicando 50 % de los derechos a Creseri y Chazarreta. Creseri por haberla compuesto su música (no así los versos de la zamba como explica A. Rodríguez Villar) y a Chazarreta por haberla difundido y hecho conocer, detalle muy importante porque quizás esa obra pudo haber quedado olvidada en la memoria popular. En los años 50 y 60 principalmente, fue grabada por infinidad de conjuntos y solistas, como no se conocía la historia ni el juicio por los derechos de la obra se lo seguía mencionando como autor a Chazarreta.

Estos datos me los contó Nancy Gordillo, la esposa de Adolfo Abalos hace unos años y aclaraba que doña Helvecia (madre de Adolfo y sus hermanos) fue citada a declarar en el juicio y su testimonio tuvo fundamental importancia en la definición del juicio.
Creo que las personas que pueden ayudar a aclarar este tema podrían ser Alberto Bravo de Zamora (historiador y folklorista, Santiago del Estero), Vitillo Abalos y seguramente el maestro Eduardo Falú.

***********************

Una letra que hace muchos años cantaban los salteños haciendo justicia con mano propia, por supuesto con la música de La López Pereyra...

Esta zamba fue robada
por don Andrés Chazarreta
al viejo don Artidorio
que duerme bajo la tierra.
Y es bueno que ustedes sepan
que aquel ladrónse llevó el broche de oro
cobrándose derechos de autor.

Por los campos tucumanos
llevan preso a un santiagueño
por haberse hallado un caso
antes que pierda el dueño.
Y para justificarse
le dijo al juez,
Señor juez no me condene
yo soy sobrino de don Andrés
Yo canto de este modo
porque mi'e olvidau la letra
pero lo que no me olvido sí,
es el robo de Chazarreta.
Esta zamba es más salteña
que el cigarrillo de Villagrán
y tiene sabor a coca
y a cacharpaya de carnaval.

*Aporte de José Luis Torres

****************************

UN CASO QUE MARCÓ JURISPRUDENCIA...

Muchos salteños creen que este tema musical lleva ese nombre en recuerdo a la mujer de la que habla su letra; sin embargo, la verdad es que su autor, Artidorio Cresceri, le dedicó esa composición al abogado salteño Carlos López Pereyra (1875 – 1929). López Pereyra, además de su actividad como jurista, escribió para diversos periódicos locales de principios del siglo XX (La Luz, El Defensor y fue director de El Cívico).

Siendo Juez de Instrucción de Salta, López Pereyra emitió un fallo que sentó jurisprudencia en el ámbito de la justicia argentina; fue aquel que sostuvo, por primera vez, que la "emoción violenta" constituía un factor a favor de un acusado de homicidio. Es decir, la emoción violenta se convirtió, desde entonces, en un argumento a favor del acusado ya que transformó al homicidio en "homicidio involuntario".

En este caso el homicida a favor de quien López Pereyra falló era Artidorio Cresceri quien había asesinado a una mujer con quien había tenido relaciones amorosas.

En prueba de su gratitud por el fallo que lo absolvió, Artidorio Cresceri le dedicó posteriormente esta zamba que lleva como título el nombre del autor de ese fallo.

*Aporte de Bernardo Sukerman (Cholo)

***************************

Comments (2)

Hola La verdad que estoy buscando la historia de la lopez pereyra por que queria saber realmente como habia sido la historia, muchas gracias, pero siempre me parecio que el titulo hacia alusión a una mujer nunca pense que fuera al abogado de artidorio cresseri ni que este hubiera matado a una mujer que halla sido su amor de aquel entonces, Gracias !

Carlos Lopez Pereira y Sra. están enterrados en el Cementerio de Formosa Capital.

Publicar un comentario

Subir

Subir
Volver arriba