Atahualpa Yupanqui

Etiquetas:

Reacciones: 

A la noche la hizo Dios
Texto de contratapa del LP

Desde hace muchos años, el nombre de Atahualpa Yupanqui es uno de los fundamentales dentro de la línea de creadores y propulsores del folklore argentino. Sus obras han sido mundialmente interpretadas y grabadas, sus poemas internacionalmente apreciados, y su voz y su guitarra han recorrido prácticamente todo el mundo, encontrando siempre la acogida cordial y el interés que sólo despiertan los trovadores auténticos y populares. La reciente gira de don Atahualpa por el Japón y sus muchos viajes al exterior no han hecho más que extender el campo de sus canciones, y enriquecer su experiencia con nuevas emociones y nuevos amigos.
Este disco, ubicado cronológicamente detrás de las “Coplas del Payador Perseguido”, marca el regreso de Yupanqui a los estudios de grabación después de una ausencia que a sus muchos admiradores nos ha parecido tal vez demasiado prolongada, y es la primera muestra de un plan de grabaciones sumamente ambicioso. Esa misma ausencia lo hace probablemente más valiosa, por la maduración de algunos cantos y melodías que, pese a figurar ya en álbumes anteriores, han sido grabados nuevamente y reflejan el sentir actual del poeta y músico: “Lloran las ramas del viento” y “El vendedor de yuyos” son dos de ellas. Hay también obras nuevas, como “Nem Kororo”, una canción de cuna de Hiroshima recogida por don Atahualpa durante su visita a esa ciudad japonesa, y “A la noche la hizo Dios”, surgida de una poesía de Atahualpa Yupanqui, en cuya primera estrofa queda pintada la esencia del tema inspirador:

“A la Noche la hizo Dios
para que el hombre la gane,
transitando por un sueño
como si fuera una calle”,

Otra obra de autor anónimo, “Zamba del Viento”, es mostrada instrumentalmente con el sentimiento tan particular que imprime el intérprete a sus solos de guitarra, característica evidente también en “La Gaucha”, zamba de Padula, en el escondido “Sacha Puma” y en la milonga “La Estancia Vieja”, otro de los temas que Yupanqui desarrolla con frecuencia.
El panorama norteño en este disco se completa con “La copla”, una selección de coplas bagualeras que agrega mucho a una rama de nuestro folklore que ha caído un tanto en olvido -injustamente- en estos últimos tiempos: la baguala. Otra milonga, “Gracias, guitarra”, la chacarera “La del gualicho” y la canción “La lluvia y el sembrador” completan este disco, muestra del constante desarrollo y evolución de este gran folklorista.
Algunas de las grabaciones del álbum fueron realizadas con una guitarra japonesa, obsequiada a don Atahualpa por una de las principales fabricas de ese país, al hacerse público que Yupanqui había regalado su propio instrumento a un músico japonés, durante su estada allí. Sólo aquel que haya sido acompañado por una guitarra durante muchos años, puede llegar a comprender la emoción que significa desprenderse del instrumento, y captar entonces la simpatía que despertó el folklorista argentino en un país donde nuestro idioma es comprendido por muy pocos, pero donde nuestra música llega a todos los corazones.

MIGUEL SMIRNOFF
Revista “Cash Box”

*********************

Atahualpa Yupanqui
A la noche la hizo Dios

Odeón – LDB-136
Año 1967



1. A la noche la hizo Dios - Pequeña canción (Oscar Valles - A. Yupanqui) (1)
2. Zamba del viento - Zamba (autor anónimo) (2)
3. Gracias, guitarra - Milonga (A. Yupanqui) (1)
4. Sacha puma - Escondido (Guillermo González) (2)
5. La copla - Coplas bagualeras (Pablo del Cerro - A. Yupanqui) (1)
6. Lloran las ramas del viento - Vidala litúrgica (A. Yupanqui) (2)
7. Nem kororo - Canción de cuna de Hiroshima (autor anónimo) (2)
8. La lluvia y el sembrador - Canción (Pablo del Cerro - A. Yupanqui) (1)
9. La Estancia Vieja - Milonga (A. Yupanqui) (2)
10. La del gualicho - Chacarera (A. Yupanqui) (1)
11. La Gaucha - Zamba (José Luis Padula) (2)
12. El vendedor de yuyos - Canción (Pablo del Cerro - A. Yupanqui) (1)

(1) Canto y guitarra
(2) Solo de Guitarra


***************************



Changuito riojano - Poesía (del libro ''Piedra sola'')

*******************************

NOCHE EN EL RÍO

Cuando se calla la tarde
levanta su voz el río.
Alma y música es la marcha,
arena y piedra el camino.

Heladas, vientos y lluvias,
manantiales y rocíos.
¡Cuánto de cumbres y cielos
esconde la voz del río…

El cielo sobre las cumbres,
la cumbre sobre el abismo.
¡La noche sobre las piedras
y el mundo en la voz del río…

Atahualpa Yupanqui, del libro
Piedra sola - Poemas del cerro

*********************

*Aporte de Ernesto Roqué
y de Alberto Orozco.


Comment (1)

como dibular esa poesia

Publicar un comentario

Subir

Subir
Volver arriba