Los Hermanos Toledo

0

Etiquetas:

Reacciones: 

Los Hermanos Toledo
20 veces bailable

Cassette EMI – 7 66460 4
Año 1982


Lado A:

1. Selección de chacareras:
a) La 46 (Hnos. Abalos).
b) La Juguetona (Hnos. Abalos).
c) La Vieja (Hnos. Díaz - Oscar Valles).
2. Gato de Aguirre - Gato (recop. Andrés Chazarreta).
3. La Yacu-Chiri - Chacarera (Elpidio Herrera).
4. La Quebradeña - Zamba (Hnos. Simón).
5. La vaca del monte - Chacarera (Daniel Cañueto).
6. Escondido de la noche - Escondido (Hnos. Simón).
7. Sentires de mi tierra - Chacarera (Hnos. Ríos - Pedro Pascual Sánchez).
8. Chacarera del sufrido - Chacarera (Hnos. Abalos). *
9. De tanto recordarte - Escondido (Orlando Gerez - Eduardo Manzur).
10. La Santiagueña - Chacarera (Bailón Peralta Luna - Alberto Bravo Zamora). *

Lado B:

1. La Equívoca - Chacarera (Ariel Ramírez).
2. Gato de paaj-muyo - Gato (motivo pop., recop. Patricio Sosa). *
3. Si no me gusta me voy - Escondido (Hnos. Simón).
4. Mi abuela bailó la zamba - Zamba (“Peteco” Carabajal - Carlos Carabajal). *
5. Como florcita de yuyo - Chacarera (Orlando Jerez - Juan Carlos Carabajal).
6. La zamba del Negro Alegre - Zamba (Motivo Popular).
7. Memorias de mi pago - Gato (Miguel “Duende” Simón).
8. Buscándola estoy - Chacarera (Hnos. Simón). *
9. Coyita triste - Bailecito (Hnos. Simón).
10. Selección de chacareras:
a) La Desconocida (Hnos. Simón).
b) La Humilde (Julián Díaz - Oscar Valles).
c) La Ayunchera (Oscar Segundo Carrizo - José Ricardo Santillán).


* Con canto



*Aporte de Ernesto Roqué.

Para jorgeluis,
que los pidió hace tiempo y se los prometimos.




Atahualpa Yupanqui

0

Etiquetas:

Reacciones: 

El payador perseguido
Texto de contratapa del LP

Para referirnos a este “payador perseguido” que, con linda labia y entonada voz cautivará la atención de los oyentes, debemos remontarnos o una venerada fuente de la nacionalidad. Dice José Hernández, al dar conclusión a su “Martín Fierro”, tras el encuentro del gaucho inmortal con sus dos hijos y el del sargento Cruz, su inolvidable compañero de la ida al desierto:

Después, a los cuatro vientos
los cuatro se dirigieron…

y agrega:

Les alvierto solamente,
y esto a ninguno le asombre,
pues muchas veces el hombre
tiene que hacer de ese modo:
convinieron entre todos
en cambiar allí de nombre.

Ofrece ahí Hernández otra de las claves de su libro admirable. Desde ese cambio de apelativos -que puede significar el alcance ilimitado a cualquier apelativo distinto- se convierten en hijos y descendientes de Fierro, virtualmente, los criollos de los cuatro puntos cardinales que conozcan el rigor de la pobreza y el castigo de la injusticia.
Atahualpa Yupanqui, “cantor de artes olvidadas”, al encarnar a este “payador perseguido” ante la rueda imponderable del fogón fabulesco, se define como criollo de cuatro provincias y con indio “mesturao”. Bien puede, entonces, reclamar con legitimidad aquella honrosa prosapia gaucha. En alguna etapa difícil de la vida argentina conoció la cárcel, la persecución y el exilio. En horas de tres lustros atrás comenzaron a nacerle estas coplas a raíz de corazón. Allí las fue manteniendo al rescoldo de una apasionada fe. Volvió un día de las asechanzas, retemplado para su tesonera y noble profesión del mensaje. Desde hace casi una década ha podido hacer brotar estrofas de este canto, en ritmo de milonga pampeana, como broche de algunas de sus numerosas audiciones radiales y televisadas, y en sus recitales dentro y fuera del país.

No sé si mi canto es lindo
o si saldrá medio triste.
Nunca jui zorzal, ni existe
plumaje más ordinario;
yo soy pájaro corsario
que no conoce el alpiste...

El payador perseguido canta a la manera de su primate lírico. Como éste, sabe que lo común son los payadores lujosos, para entretenimiento de oídos:

Pero si uno, como Fierro,
por ahí se larga opinando,
el pobre se va acercando
con los orejas alerta
y el rico vicha la puerta
y se aleja reculando.

Las sextinas de Atahualpa, en su narrativo andar, trasuntan inquietudes de hermanos espirituales: picapedreros, peladores de caña, recopiladores de canciones… Su propia infancia vuelve en un desenhebrar de recuerdos…. Sus propias luchas son destellos que van iluminándole el fraternal mensaje:

Cantor que canta a los pobres,
ni muerto se ha de callar;
pues ande vaya a parar
el canto de ese cristiano,
no ha de faltar el paisano
que lo haga resucitar.

El sello ODEON engalana su catálogo con este “relato por milonga” de uno de sus artistas de relevancia mundial. La autenticidad de la versión reside en su propio desarrollo, a la manera de los “compuestos” o “sucedidos” que hasta comienzos de siglo estilaban los juglares criollos de la Argentina. Su genuino nacionalismo está afirmado por Atahualpa Yupanqui en el cierre de su relato:

… yo me voy con mi destino
pa’l lao ande el sol se pierde.
Tal vez alguno se acuerde
que aquí cantó un argentino.

************************

Atahualpa Yupanqui
El payador perseguido

Disco Odeón – LDI-205
Volumen N° 11
Año 1964



Primera Parte (Lado A de LP).
Segunda Parte (Lado B de LP).


************************



Tiempo del hombre - Poesía
(del libro ''El canto del viento'')


*************************

CHANGO DORMIDO

Changuito mío,
¡Qué soñarás...!
Changuito lindo,
chuschas revueltas
de travesiar…

Changuito mío,
¡Qué soñarás...!
Changuito lindo,
buen compañero.
¡Pedazo’i pan…!

Changuito mío,
dormí, soñá.
¡Y que la vida
nos halle siempre
bien a la par…!

Atahualpa Yupanqui, del libro
Piedra sola - Poemas del cerro

******************

*Aporte de Ernesto Roqué.



Atahualpa Yupanqui

1

Etiquetas:

Reacciones: 

A la noche la hizo Dios
Texto de contratapa del LP

Desde hace muchos años, el nombre de Atahualpa Yupanqui es uno de los fundamentales dentro de la línea de creadores y propulsores del folklore argentino. Sus obras han sido mundialmente interpretadas y grabadas, sus poemas internacionalmente apreciados, y su voz y su guitarra han recorrido prácticamente todo el mundo, encontrando siempre la acogida cordial y el interés que sólo despiertan los trovadores auténticos y populares. La reciente gira de don Atahualpa por el Japón y sus muchos viajes al exterior no han hecho más que extender el campo de sus canciones, y enriquecer su experiencia con nuevas emociones y nuevos amigos.
Este disco, ubicado cronológicamente detrás de las “Coplas del Payador Perseguido”, marca el regreso de Yupanqui a los estudios de grabación después de una ausencia que a sus muchos admiradores nos ha parecido tal vez demasiado prolongada, y es la primera muestra de un plan de grabaciones sumamente ambicioso. Esa misma ausencia lo hace probablemente más valiosa, por la maduración de algunos cantos y melodías que, pese a figurar ya en álbumes anteriores, han sido grabados nuevamente y reflejan el sentir actual del poeta y músico: “Lloran las ramas del viento” y “El vendedor de yuyos” son dos de ellas. Hay también obras nuevas, como “Nem Kororo”, una canción de cuna de Hiroshima recogida por don Atahualpa durante su visita a esa ciudad japonesa, y “A la noche la hizo Dios”, surgida de una poesía de Atahualpa Yupanqui, en cuya primera estrofa queda pintada la esencia del tema inspirador:

“A la Noche la hizo Dios
para que el hombre la gane,
transitando por un sueño
como si fuera una calle”,

Otra obra de autor anónimo, “Zamba del Viento”, es mostrada instrumentalmente con el sentimiento tan particular que imprime el intérprete a sus solos de guitarra, característica evidente también en “La Gaucha”, zamba de Padula, en el escondido “Sacha Puma” y en la milonga “La Estancia Vieja”, otro de los temas que Yupanqui desarrolla con frecuencia.
El panorama norteño en este disco se completa con “La copla”, una selección de coplas bagualeras que agrega mucho a una rama de nuestro folklore que ha caído un tanto en olvido -injustamente- en estos últimos tiempos: la baguala. Otra milonga, “Gracias, guitarra”, la chacarera “La del gualicho” y la canción “La lluvia y el sembrador” completan este disco, muestra del constante desarrollo y evolución de este gran folklorista.
Algunas de las grabaciones del álbum fueron realizadas con una guitarra japonesa, obsequiada a don Atahualpa por una de las principales fabricas de ese país, al hacerse público que Yupanqui había regalado su propio instrumento a un músico japonés, durante su estada allí. Sólo aquel que haya sido acompañado por una guitarra durante muchos años, puede llegar a comprender la emoción que significa desprenderse del instrumento, y captar entonces la simpatía que despertó el folklorista argentino en un país donde nuestro idioma es comprendido por muy pocos, pero donde nuestra música llega a todos los corazones.

MIGUEL SMIRNOFF
Revista “Cash Box”

*********************

Atahualpa Yupanqui
A la noche la hizo Dios

Odeón – LDB-136
Año 1967



1. A la noche la hizo Dios - Pequeña canción (Oscar Valles - A. Yupanqui) (1)
2. Zamba del viento - Zamba (autor anónimo) (2)
3. Gracias, guitarra - Milonga (A. Yupanqui) (1)
4. Sacha puma - Escondido (Guillermo González) (2)
5. La copla - Coplas bagualeras (Pablo del Cerro - A. Yupanqui) (1)
6. Lloran las ramas del viento - Vidala litúrgica (A. Yupanqui) (2)
7. Nem kororo - Canción de cuna de Hiroshima (autor anónimo) (2)
8. La lluvia y el sembrador - Canción (Pablo del Cerro - A. Yupanqui) (1)
9. La Estancia Vieja - Milonga (A. Yupanqui) (2)
10. La del gualicho - Chacarera (A. Yupanqui) (1)
11. La Gaucha - Zamba (José Luis Padula) (2)
12. El vendedor de yuyos - Canción (Pablo del Cerro - A. Yupanqui) (1)

(1) Canto y guitarra
(2) Solo de Guitarra


***************************



Changuito riojano - Poesía (del libro ''Piedra sola'')

*******************************

NOCHE EN EL RÍO

Cuando se calla la tarde
levanta su voz el río.
Alma y música es la marcha,
arena y piedra el camino.

Heladas, vientos y lluvias,
manantiales y rocíos.
¡Cuánto de cumbres y cielos
esconde la voz del río…

El cielo sobre las cumbres,
la cumbre sobre el abismo.
¡La noche sobre las piedras
y el mundo en la voz del río…

Atahualpa Yupanqui, del libro
Piedra sola - Poemas del cerro

*********************

*Aporte de Ernesto Roqué
y de Alberto Orozco.


Atahualpa Yupanqui

1

Etiquetas:

Reacciones: 

Atahualpa Yupanqui
Selva, Pampa Y Cerro
En Las Manos de Atahualpa Yupanqui

Volumen 10
Odeón LD 204


Lado A.

01 - Zamba de Vargas - zamba - (Pop. Recop. Andres Chazarreta) -
02 - La alabanza - chacarera - (J. Díaz - B. Díaz) -
03 - Los dos abuelos - Milonga pampeana - (P. Del Cerro - A. Yupanqui) -
04 - Canción para Doña Guillerma - canción - (P. Del Cerro - A. Yupanqui) -
05 - La vengo a dejar - vidala santiagueña - (A. Yupanqui - E. Del Carmen Gallo) -
06 - Zamba del pajuerano - zamba - (P. Del Cerro - Atahualpa Yupanqui) -

1: Solo de guitarra.
2; 3; 4; 5 y 6: De canto y guitarra.

Lado B.

01 - Los yuyitos de mi tierra - milonga pampeana - (A. Yupanqui . R. Risso) -
02 - Duerme negrito - canción de cuna negra - (Tradicional) -
03 - Payo Sola - zamba - (P. Del Cerro - A. Yupanqui) -
04 - Sin caballo y en Montiel - milonga entrerriana - (P. Del Cerro - . Yupanqui) -
05 - La tristecita - zamba - (A. Ramirez - O Sosa Cordero) -
06 - El niño duerme sonriendo - arrullo n 3 - (P. Del Cerro - A. Yupanqui) -

1; 2; 3; 4 y 6: De canto y guitarra.
5: Solo de guitarra.


*Aporte de Alberto Orozco.



Atahualpa Yupanqui

0

Etiquetas:

Reacciones: 

Atahualpa Yupanqui
Solo de Guitarra

VOLUMEN Nº 6
Odeon LDS-721


01. FLOR DEL CERRO - zamba - P. del Cerro
02. LA OLVIDADA - chacarera - Hnos. Díaz, A. Yupanqui
03. EL POCAS PULGAS - gato - A. Yupanqui
04. ORACION A PEREZ CARDOZO - motivo guaraní - Arr. de A. Yupanqui
05. VIEJO TAMBOR VIDALERO (en homenaje a Ricardo Rojas) - vidala - A. Yupanqui
06. VIDALA - canción - C. López Buchardo, G. Carballo
07. ZAMBA DEL PAÑUELO - zamba - G. Leguizamón, M. J. Castilla
08. ROMANCE DE LA VIDALA - vidala - A. Yupanqui
09. ESTRELLITA - canción mejicana - M. Ponce
10. LA VUELTA AL PAGO - zamba - P. del Cerro, A. Yupanqui
11. CANCIONES DEL ABUELO - estilo - A. Yupanqui
12. LUNA TUCUMANA - zamba - A. Yupanqui


*Aporte de Alberto Orozco
extraído de Voces de la Patria Grande.

Atahualpa Yupanqui

1

Etiquetas:

Reacciones: 

Atahualpa Yupanqui
Pasaban los cantores

Disco EMI Odeón – 8793
Año 1979



1. Destino del canto - Poema (A. Yupanqui).
2. Paisaje de la vidala - Poema (A. Yupanqui) con fondo de vidala tradicional.
3. A don Julio Argentino Jerez - Poema (A. Yupanqui) con improvisación de chacarera.
4. Sentido estoy - Vidala (Julián Díaz - A. Yupanqui).
5. A don Buenaventura Luna - Poema (A. Yupanqui) con fondo de “Vallecito”.
6. Changuito riojano - Poema (A. Yupanqui) con fondo de chaya popular.
7. Testimonio final - Poema (J. Eduardo Seri, poeta entrerriano)
8. Los indios - Poema (A. Yupanqui).
9. Para el que mira sin ver - Milonga (A. Yupanqui).
10. A don Manuel Silplituca - Poema (A. Yupanqui) con fondo de chaya tradicional.
11. El Enredao - Gato (Hnos. Díaz).
12. A don Manuel Acosta Villafañe - Poema (A. Yupanqui) sobre el tema “La flor del cardón”.
13. Chinita del campo - Poema (A. Yupanqui) con fondo de “La Arribeña” y otros ritmos populares.
14. No me dejes partir, algarrobo - Poema (A. Yupanqui) con fondo de estilo.


***************************




Malambo - Poesía
(del libro ''Guitarra - Poemas y Cantares Argentinos'')

**********************

PIEGRAS…

Tanto vivir entre piegras
se m’hizo que conversaban.
Voces, no h’i sentido nunca,
pero el alma no me engaña.

Algún algo han de tener,
aunque parezcan calladas.
No de balde ha llenao Dios
de secretos la montaña.

No digo que tengan voz
ni que se digan palabras;
ocasiones el silencio
dice las cosas más claras…

¡Algo se dicen las piegras!
A mí no me engaña el alma.
Temblor sombra o qué sé yo;
mesmo que si conversaran.

¡Malhaya! Pudiera un día
vivir así: sin palabras...

Atahualpa Yupanqui, del libro
Piedra sola - Poemas del cerro

*******************

*Aporte de Ernesto Roqué.



Subir

Subir
Volver arriba